Los toldos de madera con mejor valoración por los usuarios

Beneficios de colocar toldos de madera

Queremos contarte cuáles son las tres principales ventajas que te puede prestar la instalación de un toldo en tu vivienda o negocio. ¿Los toldos proponen inmensidad de virtudes, pero hay tres que resaltan por encima del resto conocerlas?

Aprovecha el espacio todo el año

Los toldos ofrecen un lugar de cobijo donde resguardarse los 365 días del año. Y es que dan el techo perfecto para defendernos del sol, la lluvia o el viento. Gracias a la instalación de un toldo vas a poder gozar de tu terraza durante todo el año. Podrás resguardarte debajo de ellos frente cualquier inclemencia del tiempo. Esto te deja tener más espacio útil en tu hogar o bien negocio a lo largo de todo el año.

Optimización la climatización

En verano los toldos pueden ser una estupenda utilidad de climatización. Servirán para ofrecer sombra y evadir así que los rayos de sol penetren en la vivienda. Esta solución puede llegar a achicar la temperatura de una habitación en numerosos grados, en relación a otra habitación que no cuente con un toldo. La sombra refrescará el ámbito y va a hacer que se necesite menos usar dispositivos con ventiladores o bien aires acondicionados.

Decoración

Los toldos se han convertido en un factor ornamental más. Son muchas las fachadas que tiene esta clase de instalaciones. La elección de las lonas de un toldo asistirán a hacer un estilo ornamental en la fachada. Vas a poder ajustar de este modo tu terraza, tus ventanas o tu local comercial. Incluso vas a poder integrar el nombre de tu compañía en el toldo. Protege al detalle la decoración y recuerda un elemento ornamental tan importante como este.

Información de los toldos de madera

 Claves para elegir el toldo de la terraza

Un toldo es un básico en terrazas y jardines durante el verano. Aquí tienes todo lo que necesitas saber antes de escoger el tuyo, desde cuánto cuesta hasta si tienes que preguntar a la comunidad de vecinos

¿Qué toldo va mejor en cada espacio o bien terraza?

En las ventanas pequeñas, son convenientes los toldos de capota. En balcones, los modelos telón, que tienen brazos abatibles fijados a una barandilla, para que consigas ponerlo en situación vertical. Si tu terraza es grande, los toldos de brazos articulados son un acierto, por su estabilidad y precisión.

¿Cuándo optar por una pérgola?

Si dispones al menos de 16 a 20 metros de exterior, tu opción ideal de toldo es una pérgola. La virtud de esta composición fija es que permite poner un toldo de medidas más grandes y que pueden colocarse tanto adosadas a una pared como en medio de la terraza, el patio, o en cualquier rincón del jardín.

 ¡Con cofre, que gran idea!

Hay tres tipos de toldos para la terraza en función de su estructura: con cofre, con semicofre o bien sin él. El toldo con cofre es el más fuerte y el que no lo tiene, el menos. Cuando está en posición cerrada, el mecanismo con cofre asegura totalmente tanto la lona como la estructura y eso da mayor vida útil al toldo.

¿Conoces los toldos en kit?

Puedes comprar un kit que tiene dentro la composición del toldo de aluminio, una manivela, bases para la pared y tornillos y evadir de este modo los gastos de instalación porque lo montarás tú mismo. Y tranquilo porque dispondrás de un DVD con instrucciones para llevarlo a cabo. Cuesta a partir de 200 € y lo encuentras en tiendas como Leroy Merlín

 Toldos motorizados, todo comodidad

En solo unos segundos, el toldo baja a la altura de la terraza que desees. Lo hace debido al sistema de motorización, que puedes instalar fácilmente, incluso en un toldo que ya tengas. Además de resultar más cómodo, la lona queda perfectamente tensada y el toldo dura más, pues las aperturas y cierres son más suaves.

¿Es necesario que le incluya sensores?

Puedes llenar el equipamiento del toldo para la terraza con sensores de viento y vibración, para que el toldo se cierre solo si llueve o hay mucho viento (cuestan unos 100 €). Los sistemas más complejos integran programación horaria, sensores de presencia y ¡hasta la oportunidad de emular que la casa está ocupada!

Las mejores telas para toldos

La lona del toldo para la terraza debe bloquear de forma eficaz el sol. Entre los diferentes tipos de lonas, encontramos las de poliéster, la opción más económica, pero dura menos y los colores se desgastan antes. Las acrílicas filtran el 80% de los rayos UV y resisten bien el viento y la lluvia. Por último, también son perfectas las lonas microperforadas, que filtran el 94% de los rayos UV y son la que mejor ventilación tienen.

¡El color sí que importa!

Cuanto más oscuro es el color del toldo, más grande protección solar proporciona a la terraza, mas obscurece el ambiente proyectando más sombras. Puedes poner telas claras si hay ventilación, como en una pérgola.

 Pregunta a tu comunidad de vecinos

Dado que un toldo en la terraza afecta a la estética del edificio, antes de decidirte por un modelo debes consultar a la red social si existe algún acuerdo sobre el color o bien diseño de la lona (lisa, a rayas azules y blancas, etc), las medidas o la ubicación.

Cuidados para que los toldos tengan mayor durabilidad

Ahora que comienza el buen tiempo, abre el toldo en la terraza y lávalo con una manguera, por los dos lados. La presión del agua te asistirá a quitar los restos y las máculas. Si es el toldo de una ventana, puedes emplear un pulverizador de agua y frotar con un cepillo. Emplea un jabón neutro que uses productos químicos y abrasivos) y repasa ocasionalmente con una esponja todo el mecanismo. Así durará más.

Puedes ponerlos en balcones, porches, terrazas o incluso en una ventana. Antes de elegirlo, tendrás que considerar : dónde instalarlo, el tamaño que necesitas, y también la orientación de tu casa (norte o bien sur), pues dará un género de sombra o bien otro.

El precio del toldo de terraza 

  • Toldo para la terraza en capota retractable cuesta desde 200 €, para ventanas de entre 1 y 15 metros. Para tamaños superiores, encuentras modelos desde 250 €.
  • Toldo para la terraza con telón que mida 3 m de ancho y largo hasta el balcón cuesta desde 200 €.
  • Toldo de terraza de brazos articulados con medida de 35 x 25 m y tela acrílica cuesta desde 300 €.
  • De 5 x 3 m y con cofre y motor, desde 660 €.

Una pérgola de madera sin lona vale unos 400 €. Con toldo superior, unos 500 €. Una metálica cuesta a partir de 600 €, pero necesita menos mantenimiento.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines de afiliación y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver
Privacidad